Tratamiento de excepciones en un programa

Antes de mencionar el concepto de excepción, muy propio del lenguaje de programación Java, os hago referencia a los errores de ejecución tan frecuentes en las aplicaciones, os pongo un ejemplo:

Imaginaros un programa que solicita una serie de datos de un producto que finalmente habrá que guardar en un registro de una tabla de una base de datos, supongamos que la solicitud e inserción de los mismos por parte del usuario se realizó de forma correcta. Inicialmente estos datos fueron guardados en variables de memoria para su posterior almacenamiento en un registro de una tabla productos de la base de datos. A continuación, la aplicación intenta conectarse a la base de datos ubicada en un servidor pero este ha caído. Como consecuencia de esto, el alta del nuevo registro en la tabla de la base de datos no pudo realizarse y consiguientemente el programa finaliza inexperádamente abortando, emitiendo seguramente algún mensaje en ingles relacionado con el error de ejecución que se acaba de producir y ante el desconcierto evidente del usuario de la aplicación.

Para solventar o corregir los efectos no deseados en un programa por los errores de ejecución como los anteriormente mencionados, lenguajes de programación como Java aportan código para el tratamiento de errores, o dicho con otras palabras, código para el tratamiento de excepciones, de forma que, una vez se ha producido un error de ejecución, en lugar de abortar, el programa informará al usuario sobre el tipo de problema o error habido de una forma más entendible y, a continuación, proseguirá con su ejecución por otros senderos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *