DHCP

DHCP es un protocolo de comunicación para la asignación de direcciones IP’S de forma automática.

Supongamos una red de ordenadores basada en el protocolo TCP/IP, cada equipo dispone de una dirección ip propia y privada. Si dicha red esta constituida por pocos equipos informáticos, el administrador de la misma asignará manualmente una dirección ip a cada uno de los ordenadores de la red. Por otra parte, si el número de ordenadores de la red es bastante numeroso, el hecho de asignar una dirección ip diferente a cada uno de los equipos requerirá bastante tiempo con el consiguiente riesgo de asignar a dos equipos de la red una misma dirección ip y por lo tanto provocar un conflicto de ip’s en la red.

Una solución que podría tomar el administrador de la red en aras de ahorrarse tiempo y evitar conflictos de ip’s podría ser configurar cada uno de los ordenadores con la asignación automática o dinámica de red y disponer de un ordenador que actue como servidor de direcciones ip’s (servidor DHCP), utilizando para ello el protocolo DHCP.

Con esta configuración, cuando un equipo se conecta a la red, en primer lugar, utilizando el protocolo ARP, solicita al servidor DHCP que se le asigne una dirección IP, este último, una vez detecte cual es la dirección física o MAC de este equipo le asignará una dirección ip disponible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *